Saturday, Jun 23rd

Last update12:51:35 AM GMT

En Nuevo Pais Digital > ACAI Alianza Criolla de Apoyo Intercomunitario Espacio para Tirar Puentes y Chocar Cabezas

Espacio para Tirar Puentes y Chocar Cabezas

Múltiples líderes han unido voluntades para “chocar cabezas” y juntos se ha creado un espacio con autonomía e independencia, libre del tribalismo político y religioso. (Foto por Héctor Berríos Figueroa)

"Es hora de estar presentes y ser partícipes en la construcción del pueblo que anhelamos".  Con esta frase como estandarte, un grupo de líderes comunitarios emprenden el proyecto Alianza Criolla de Apoyo Intercomunitario (ACAI); proyecto que honra el legado de participación y gobernabilidad democrática del fenecido alcalde Hon. William Miranda Marín.

Estos líderes han creado en ACAI un espacio legítimo de participación comunitaria donde se tiene claro que construir la comunidad, el pueblo o hasta el País que soñamos es trabajo de todos, y no sólo tarea del Gobierno. Como grupo, comprenden y valoran que el desarrollo de nuestras comunidades requiere que colectivamente salgamos del letargo cómodo de denunciar y que empecemos a proponer, realizar, y actuar.

Es bajo esta premisa que ACAI tiene como norte una misión clara: crear un espacio sostenido y participativo en el que los actores de todas las comunidades cagüeñas, puedan identificar y evaluar sus recursos y necesidades, a la vez que utilizan sus capacidades para el desarrollo de prácticas y proyectos que permitan promover el crecimiento, sostenibilidad y bienestar integral de todos sus ciudadanos.

Durante los últimos meses, múltiples líderes han unido voluntades para "chocar cabezas" y juntos se ha creado un espacio con autonomía e independencia, libre del tribalismo político y religioso, con una estructura inclusiva y representativa en el que cada uno de sus participantes encuentra su propia voz y un espacio para compartir luchas, victorias, necesidades y proyectos.

Desde este espacio, cada persona ha fortalecido sus destrezas como líder comunitario y ha aprendido a valorar sus capacidades, ritmos y experiencias comunitarias. Con el vaivén de los múltiples "bembeteos" han construido relaciones, "tirando puentes" y generando lazos de confianza entre comunidades que les permiten soñar como colectivo y conspirar juntos para construir soluciones que generen nuevos sentidos y propósitos compartidos. Poco a poco, van construyendo y re-construyendo significados, opciones y hasta nuevas realidades para su barrio y comunidades.

ACAI se ha convertido en un laboratorio de fortalecimiento comunitario, un verdadero espacio de apoderamiento y desarrollo desde la base en el cual cada uno de sus participantes son protagonistas del proceso; donde, como colectivo, han aprendido lo valioso y potenciador de hacer preguntas para precisar y especificar los desafíos para generar soluciones y entender lo que se propone. Cada uno ha adquirido la conciencia del qué, cómo, dónde y cuándo proponer respuestas y la importancia de ‘provocar’ para mover a las individuos hacia las acciones concretas y realistas en pos de los sueños colectivos y el bienestar comunitario.

ACAI le regala a Caguas y a nuestra Isla un saldo de grandes lecciones de aprendizaje comunitario. En primer lugar, nos enseña que el desarrollo comunitario y la colaboración no son procesos que se gestan por una voluntad aislada ni por expertos que imponen modelos o teorías. Más bien es desde la base y por la base donde surgen los verdaderos emprendimientos sostenibles que generan cambio social.

Segundo, ACAI nos enseña cómo son necesarias cada una de las voces y experiencias comunitarias en el proceso de gestar un proyecto de participación ciudadana y desarrollo comunitario. En tercer lugar, sus líderes nos enseñan la importancia de quitarse las etiquetas de edad, profesiones, saberes o de espacio territorial y la importancia de dejar de mirar con el crisol político, para así tener la curiosidad y apertura de querer aprender algo del grupo.

ACAI ha generado un espacio dinamizador de ser y hacer entre comunidades, donde cada integrante es ahora un nosotros distinto. Es un nosotros apoderado, con recursos, posibilidades y futuro. Un espacio donde ahora son actores protagónicos de su propio proceso de autogestión y desarrollo, entendiendo que es posible legislar y actuar desde las calles y las comunidades, para hacer que cada barrio se apodere y genere su agenda de trabajo compartida y solidaria para hacer de la cuidad de Caguas la punta y estandarte de colaboración comunitaria y así honrar desde la práctica el trabajo y legado de su Pitirre Mayor.


blog comments powered by Disqus