Tuesday, Dec 11th

Last update12:51:35 AM GMT

En Nuevo Pais Digital > Salud

Salud

Consejos para el Control de Porciones en la Cena

Coma Sabiamente:

¡Una persona promedio comerá aproximadamente 3,000 calorías y 229 gramos de grasa en la cena del  Día de Acción de Gracias! Con tantas comidas deliciosas y la emoción del día festivo, es fácil dejarse llevar y comer demasiado. Pero con algunos consejos sobre el control de las porciones, usted puede comer menos y enseñarle a sus niños a comer prudentemente, aún durante los días festivos.  El día de la cena, no deje de desayunar. De lo contrario, tendrá demasiada hambre para cuando llegue la hora de la cena.


 

  • Durante la fiesta, tómelo con calma. Comience con algo ligero, como vegetales o una sopa baja en grasas. Tienden a llenarle y reducen el riesgo de comer en exceso.
  • Piense en pequeño – Use platos y utensilios de servicio más pequeños para ayudar con el control de porciones. Sirva porciones pequeñas de todo para no sentirse privado de nada.
  • Limite los almidones como la papa, el relleno, y los panes. Sustituya éstos por vegetales.
  • Use condimentos en lugar de mantequilla si quiere añadir sabor a los vegetales.
  • Beba mucha agua.
  • Evite repetir. Si no puede resistir el repetir, llene su plato de vegetales u otras opciones bajas en calorías.

    Cuando llegue el momento del postre, prefiera siempre fruta, son dulces y muy recomendables tras una comida abundante.

    El Día de Acción de Gracias puede ser el comienzo de una larga temporada festiva. Nos apuramos tanto que podemos caer en la tentación de olvidar muchas de nuestras costumbres saludables. Esta cena especial debe ser el momento para compartir en familia y aprender que hay maneras de reducir las calorías sin abandonar el sabor y la diversión. Esperamos que pasen un maravilloso, agradable y saludable Día de Acción de Gracias.

    Preparado por: Iris B. Rodríguez, LND

¿Qué son las caries asociadas al uso del biberón?


Este tipo de caries se producen cuando los niños acostumbran a dormirse tomando el biberón.  Las caries asociadas al uso del biberón también se conocen como caries del lactante. Se originan cuando un niño se duerme con su biberón lleno de leche o de jugo, es decir de cualquier líquido que no sea agua. Generalmente, afecta a los niños entre los 1 y 2 años de edad.  Los bebés amamantados que se duermen mientras maman también corren el mismo riesgo.

Página 5 de 5

Recibe Las noticias de NuevoPaisDigital.com
* indicates required

Powered by Disqus